El tonto de la zanja.
domingo, 04 junio, 2006, 09:25 PM - Con dos ruedas gordas
Miguelón, saca los pies de las calas que hay gente y vas de estreno, que hay momentos en la vida donde no te la puedes jugar.
Saludo a todo el que conozco y me saludan.
90 tíos como 90 picas, amigos todos de Bicicosta en Almoradí esperan impaciente la salida de la marcha que todos los años organiza.

Como siempre copamos las últimas posiciones en pos de la tranquilidad y la discreción.
Un par de Km. de mota y tres risas que nos hacen adelantar algunos puestos y pronto nos metemos en vereda, nunca mejor dicho.
Comenzamos con una senda angosta, pedregosa y fea donde se producen los primeros atascos. Adelanto tres o cuatro puestos y me sigue mi Chuache a rueda.
Juego con el apartándome en el último momento para que se coma las zarzas, se come dos; me meto en los surcos de la lluvia para que se los trague, se traga una, y siempre detrás jugando y revoloteando conmigo cuan dos alegres cervatillos en su bosque de abetos.

Y allá enfrente una curva a derecha donde vemos que todos paran para esperar su turno. Y allá que voy yo dicharachero y remolón con más ganas de seguir con la juerga de mi perseguidor. Y allá vamos a atajar por la derecha para alcanzar antes la curva y adelantar otros cuantos campo a través.
Llego a un pequeño montículo que subo sin gran esfuerzo y me paro en su cima.

¡Coño… una zanja! Grito desconsolado quedando petrificado frente a aquel socavón estrecho por donde irá una futura tubería de riego.
50 x 50 cm. calculo yo que tendrá el susodicho boquete y allí estoy yo hábil y veloz computerizando las distancias de mi cebollera sin, aún poner pie a tierra.
No es difícil a simple vista y de peores he salido, pienso yo para mis adentros.

Desgraciadamente para mi y afortunadamente para el anfiteatro que tenía delante, calculé malamente mal.
Lo que eran 50 pasaron a 100. Horquilla y rueda se clavaron en blando sin otro final que una aparatosa voltereta, un orgullo herido y un futuro incierto.

Se hizo el silencio y nadie movió un dedo. Nadie habló pero todos decían algo cuando salí del hueco con la bici en mi chepa. Todos callaban gritando y miraban con estupor el resurgir de un….. caído en desdicha.
Todo cambió de repente en mi vida… y a mi edad.
A partir de ahora cualquier carcajada, mirada o cuchicheo pondría mis mejillas como un tomate y mi imaginación en marcha.

¡Allá va el de la Epic negra!
Negra zaina como los toros bravos hincando cuernos y dando la voltereta.
¡Ese ya va picao! ¡Que le cambien de tercio que ya le sobra una puya!

¡Allá va el de la Epic negra!
¡Ahí va .. el tonto de la zanja!


Socorro, soy de Orihuela.
viernes, 24 marzo, 2006, 06:29 PM - Critico de pacotilla
Siempre hemos vividos con la incertidumbre y el malestar de que gente de nuestro entorno no era todo lo trigo limpio que hubiéramos deseado.
En Orihuela siempre nos hemos conformado a vivir de esta manera. Siempre nos hemos acostumbrado don frases como; "pero si lo otro que hay es peor" o "da igual el que haya, de todas maneras chupará del bote" o "pues si vieras lo que vienev ....". No sé, forma parte de nuestro sentimiento y ha pasado a formar parte de nuestra forma de vida, totalmente asumida por otro lado. Quizá sea algo heredado de mucho tiempo, no sé. Se oyen y nos pasan tantas cosas....

Que el ayuntamiento no funciona es de todos sabido. Esa empleada que ficha a primera hora y se va al "mercao", ese funcionario que almuerza a las 10 y ya no vuelve, esa "a la que yo pago" no me saca el papel porque no tiene ganas de trabajar, ese que te manda por defecto a la mesa izquierda o el que me acelera la gestión si pongo "algo de mi parte".Es comprensible.¿Quien quiere trabajar con semejante plantel?. ¿Quien quiere trabajar ganando un sueldo de administrativo sabiendo que su jefe gana como jefe y además tiene "otros ingresos"?. ¿Funcionar? ¿Como va a funcionar?

Pero lo que está ocurriendo en nuestro entorno estos últimos meses ya pasa de castaño oscuro.

Personalmente podría comprender situaciones como la de que algún concejal, personajillo o constructor hiciera de su capa un sayo y se pusiese a amasar una pequeña fortuna personal a espaldas de la legalidad; podría comprender que ciertas resoluciones, proyectos o ideas de un ayuntamiento no prosperasen o se consiguiesen por el respaldo de algún concejal que no coincidiera con ideas de su propio partido; podría comprender que siempre fueran los mismos constructores los que consiguieran los proyectos a subasta. Todo ello lo podría comprender haciendo un gran esfuerzo mental y conjugando todas las variables que se puedan poner sobre la mesa. Pero lo que nunca podría comprender es la desfachatez, la cara dura, la sinvergonzonería de un ayuntamiento al completo en el cual todos y cada uno de sus concejales, miembros de gobierno y partidos políticos electos de cualquier color o bandera fueran a una; fueran a lucrarse aprovechándose de su situación de ...electos; fueran una banda de corsarios, cuarenta ladrones o la de Curro Jiménez; fueran a repartirse comisiones vendiendo cara la "lealtad". Eso no lo puedo comprender porque estaría comprendiendo regímenes y métodos de otras épocas cuya memoria debo olvidar, estaría sumido en el síndrome de california de unos raptores que utilizando mi libertad se hacen millonarios a espuertas, estaría simplemente en Babia. Y creedme que no lo estoy.

Aún es peor adornándolo con las excusas más divertidas. Todos me salen ahora con que tienen los papeles en regla y se presentan ante los medios con montones de facturas cotejadas demostrando su inocencia. Aparecen con conversaciones grabadas inculpando a unos y otros por salvar el culo. Me salen con ingenios fiscales, contables y otras tretas para eludir comisiones y pagos de aquello que se ha conseguido con "esfuerzo y tesón".
Pero que se han creído, ¿que somos tontos? ¿Se han creído que nos lo hemos creído?, ¿que esa no es sino la punta del iceberg y que posiblemente no podamos ver nunca el fondo? ¿Se han creído que nos chupamos el dedo?.

Y es que hoy en día no puedes tomarte una cerveza en Orihuela sin oir algo de "Facturas falsas", "infladas", "fulanico de tal", "fulanico de cual", "PAUs" y muchas ideas de cómo hacerte rico sin trabajar. Todos saben lo que pasa, todos tienen algún amigo, conocido o primo que ha firmado, inflado trapicheado o pagado en algún trato.

A mi, que un político me diga que lo que le gusta es estar a la sombra y "mangonear todo lo que pueda" me remueve el estómago. Que un político me diga que "estoy alquilando con opción a compra" un chalet de muchos millones me llega al alma. Que un político no haga el ingreso de "las bandas" me hace vomitar. ¿a ustedes no?

Claro que tan solo tendríamos que pedir una vida laboral de los que hay en el poder (y de los que vienen que esa es otra) para ver que "donde no hay mata, no hay patata" como bien dice un buen amigo mío. Quien nos rige no tiene la más mínima preparación para regir ni su casa (y a la vista está).Personas que su única ambición en la vida es la de ser POLÍTICO y su máxima aspiración la de CONCEJAL DE URBANISMO ¿Qué quieres ser de mayor hijo?.... POLÍTICO. Claro que para éstos el significado de la palabra POLÍTICA es más bien otra de la que aparece en los diccionarios y que tiene mucho que ver con MANGANTE.

Soy un Oriolano de 37 años y pido auxilio a quien proceda. No quiero ahogarme en una de las regiones más secas de España. Sería de tontos. Quiero respirar aire que no huela a basura o a suelo sucio. Aire nuevo. Quiero que mi ayuntamiento funcione. Quiero que se ruborice el que miente y que tenga honor para aceptar su culpa. Quiero poder levantarme sin pensar en que me rigen ladrones. Quiero tomarme una cerveza y hablar de fútbol. Quiero poder seguir viviendo en una de las ciudades más bonitas de España.

Socorro, soy de Orihuela y me estoy ahogando.



Anterior Siguiente